2010/08/13

Nueva misión

Lugar: Base de operaciones de la FPF
Hora: 00:32 AM
Planeta: -
La compañía se reúne a la espera de recibir órdenes de sus competentes y fríos superiores. Una fe ciega los acompaña, ya que el respeto y la formalidad son las bases de la Marina Espacial.

~~~

Todos entraron a tropel en la sala, donde corrieron para colocarse en fila, firmes y cuadrados. Una vez colocados, el sargento John P. Cubano hizo aparición, caminando lentamente. Los observaba a todos lentamente, esperando una leve vacilación. Una vez terminado, se enorgulleció de la perfección de sus Marines.

- Llegan tarde - dijo suavemente el sargento.

XP vio su oportunidad para disculparse diciendo:

- Lo lamentamos, señor, me hag...
- ¡¿TE HE DADO PERMISO PARA QUE HABLES, MALDITO SACO DE MIERDA?! - le interrumpió su superior.

Todos temblaron. El sargento John P. Cubano había sacado su verdadera naturaleza, y se colocaron más firmes aún si cabía.

- ¡¿QUIÉN SERÁ EL IMBÉCIL QUE SE ATREVE AHORA A ABRIR LA BOCA?! - siguió conversando tranquilamente el sargento.

Al contemplar aquella inamovilidad y aquel silencio imperturbable mientras paseaba frente a ellos, se decidió por fin a dar a conocer el motivo por el cual se hallaban ahí.

- Señores, nuestro deber es rescatar a la alphan Awi Indoria, de la cual se conoce su paradero pero se ignora si sigue con vida. Es una diplomática de gran renombre y nuestro deber es traerla de vuelta. Así que ¡MOVED EL CULO Y TODO EL MUNDO A SUS PUESTOS!

Todos corrieron veloces para situarse en sus puestos. Apareció entonces Vázquez, presta a cumplir su misión y a esconderse de su sargento. Tovarich tomó el control de la nave junto a Vázquez. Chindler y Dacat tomaron las armas de la nave. XP se conecto a la base operativa de la nave. Mit DeMol se apresuró a asegurar la puesta a punto. Y P.Cubano se acomodó con ojo avizor para fumarse uno de sus famosos puros.

A la velocidad de la luz, en tres ciclos llegaron a su destino.

La base espacial, totalmente quieta y sin ningún movimiento, inspiraba todos los sentimientos menos ninguno alegre. Todos se vieron inundados por una sensación de inquietud. La nave se aproximó a la base, y dejó salir a Dacat y a Mit para que liberara de sus cabos a la nave atacada y en situación desconocida.

~~~

Todos pues así, equipados con las armaduras de Metacero y armados hasta los dientes, se dispusieron a buscar la causa de aquel disturbio al que ni siquiera podían definir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada